Cargando

Escribe para buscar

“Pacific Rim: Insurrección” dirigida por Steven S. DeKnight, llega 5 años después del homenaje de Guillermo del Toro al cine de Mechas y Kaijus.

Pacific Rim: Insurrección
2018 © Universal
Título original Pacific Rim: Uprising
Año 2018
Duración 111 min.
País Estados Unidos
Director Steven S. DeKnight
Guión Travis Beacham, Emily Carmichael, Kira Snyder, Guillermo del Toro, Steven S. DeKnight, T.S. Nowlin
Reparto John Boyega, Scott Eastwood, Cailee Spaeny, Tian Jing, Adria Arjona, Levi Meaden, Charlie Day, Rinko Kikuchi, Burn Gorman, Ivanna Sakhno, Nick Tarabay, Dustin Clare, Karan Brar, Daniel Feuerriegel, Madeleine McGraw, Shyrley Rodriguez, Rahart Adams, Zhang Jin, Jaime Slater, Lily Ji, Luke Judy, Mackenyu
Productora Universal Studios Home Entertainment / Double Dare You / Legendary Pictures / Perfect World
Género Ciencia ficción, Acción

10 años han pasado tras la invasión de los Kaiju a la tierra, y aunque la reconstrucción ha avanzado muchísimo, aún hay mucho por hacer. Jake Pentecost (John Boyega), vive en una de estas zonas pendientes de reconstruir y se gana la vida traficando con chatarra Jaeger. Jake fue piloto de Jaeger, pero no pudo con la presión de vivir bajo la sombra de su padre, héroe de la guerra que se sacrificó para cerrar la brecha y salvar la tierra.

Las circunstancias requieren que Jake vuelva al servicio, avalado por su hermana adoptiva, Mako Mori (Rinku Kikuchi), héroe de la guerra y ahora figura importante en las relaciones internacionales. Jake no va solo, la joven Amara Namani (Cailee Spaeny), que construyó su propio mini-Jaeger de la chatarra, también se unirá.

Mientras Amara se une a los cadetes, Jake debe reincorporarse a los Rangers, lo que significa resolver sus diferencias con su antiguo compañero y copiloto Nate Lambert (Scott Eastwood), que se ha mantenido en el camino marcial que Jake abandonó. Ambos pilotaran el Jaeger insignia de la flota, Gipsy Avenger, en una misión en principio tranquila, pero que acabará en desastre, evidentemente.

Pacific Rim: Insurrección
2018 © Universal

“Pacific Rim: Insurrección” resulta predecible e impredecible al mismo tiempo, con algunos giros que no se ven venir y otros son demasiado evidentes. Con el mundo libre de la amenaza Kaiju, la película pasa su primer acto alternando entre rivalidades de academia militar y tramas de espionaje corporativo. Y para una película que, como todos sabemos, en última instancia va a desembocar en un enfrentamiento de épicas proporciones entre seres gigantescos que se machacan los unos a los otros, hay bastante hueco para el desarrollo de los personajes humanos.

Debut en el cine del veterano de la ficción televisiva Steven S. DeKnight, conocido por su implicación en títulos como Daredevil, Angel o Spartacus. Se puede percibir cierto aire episódico en el montaje, pero técnicamente tiene mucha calidad, aunque la banda sonora está un pasito por debajo de la primera película. Las batallas, la mejor parte del conjunto, están muy bien dirigidas y resultan muy divertidas.

Pacific Rim: Insurrección
2018 © Universal

John Boyega interpreta a Jake Pentecost, el hijo rebelde del personaje de Idris Elba y en cierto sentido, heredero del rol de Raleigh Becket, interpretado por Charlie Hunnam. Scott Eastwood es Nate Lambert, compañero y bromance de Jake. Ambos realizan una interpretación correcta, aunque no son personajes demasiado complejos que digamos.

Burn Gorman y Charlie Day repiten con la extraña pareja de científicos, clave en la primera película y clave en esta.

Los que menos me han convencido han sido los cadetes, demasiado estereotipados.

Guion
6
Técnica
8
Reparto
6

Resumen

“Pacific Rim: Insurrección” no es de ninguna manera una experiencia cinematográfica profunda, pero es lo suficientemente divertida para tenerla en cuenta. Algo más de tiempo de pantalla de los Jaegers y un desarrollo más certero de sus personajes podrían haberla puesto al nivel de la original, pero queda por debajo claramente. Apaga tu cerebro y déjate llevar a la deriva.

Total

6.7
Tags:
Articulo anterior

Deja un comentario