Cargando

Escribe para buscar

“En realidad, nunca estuviste aquí”, thriller escrito y dirigido por Lynne Ramsay, con Joaquin Phoenix en un rol protagonista que le ha valido el premio al mejor actor del Festival de Cannes 2017.

En realidad, nunca estuviste aquí
2017 © Amazon Studios
Título original You Were Never Really Here
Año 2017
Duración 95 min.
País Reino Unido
Director Lynne Ramsay
Guión Lynne Ramsay (Novela: Jonathan Ames)
Reparto Joaquin Phoenix, Alessandro Nivola, John Doman, Judith Anna Roberts, Alex Manette, Ekaterina Samsonov, Kate Easton, Jason Babinsky, Frank Pando, Ryan Martin Brown, Scott Price, Dante Pereira-Olson, Jonathan Wilde, Leigh Dunham, Vinicius Damasceno
Productora Why Not Productions / Film4 / Amazon Studios.
Género Thriller, Drama

Expectativas

La vimos en Zinemaldia 2017 dentro de la sección Perlas, a la que llegaba con los premios Mejor actor (Phoenix) y Mejor guión del Festival de Cannes 2017 bajo el brazo. Suficientes credenciales como para esperar grandes cosas.

No he visto ninguno de los trabajos anteriores de su directora, pero soy muy fan de Phoenix y me causaba muchas dudas su elección de meterse en este proyecto.

Análisis

Joe (Joaquin Phoenix) es un tipo solitario, que no quiere contacto con nadie salvo con su anciana madre. Veterano de guerra que pone su experiencia en salvar gente -y en dar palizas claro- al servicio de familias con miembros desaparecidos, que suelen ser mujeres secuestradas para ser explotadas sexualmente. Su última misión le viene de un importante senador, que le encomendara arrancar a su hija adolescente de una red de tráfico sexual, que es más profunda de lo que ambos esperaban.

En realidad, nunca estuviste aquí
2017 © Amazon Studios

La película se desarrolla envuelta en una cantidad insana de estilo poético, contando la historia de Joe mientras se convierte en “hombre peligroso busca venganza” y flashbacks de su pasado como soldado. Estas son las piezas que tendremos para comprender a Joe, pero el puzle que hay dentro de la cabeza de nuestro antihéroe nos toca armarlo a nosotros. No hay que alarmarse, pide toda la atención del espectador, pero es fácil de conseguir.

 

Técnicamente cuenta con un apartado estético muy potente con una profunda banda sonora a juego, que en algunos puntos tiene más peso narrativo que lo que estamos viendo.

Pero lo que me gustaría destacar aquí es el montaje. La película contiene muchas escenas de violencia explícita, Joe usa un martillo como arma y con eso está todo dicho, pero la directora une los golpes a cortes de plano, nunca enseñando todo lo que quisiéramos. A veces todo se desarrolla fuera de plano, generando una inquietud y acentuando la violencia que solo llegamos a escuchar.

En realidad, nunca estuviste aquí
2017 © Amazon Studios

Joaquin Phoenix como repartidor de justicia a base de martillo parece una más que cuestionable decisión de casting, pero entonces ves la bola de demolición humana en la que se convertido esta vez para encarnar a Joe, y tienes que meterte las dudas donde tengas hueco. Normal que en Cannes saliese como mejor actor, sin duda la guinda del pastel.

Conclusiones

Lo que se dice en un cartel de la película, “Entre Taxi Driver y Drive”, aplica bastante en mi opinión. Teniendo elementos de las dos -y de otras tantas, tengo que decir Oldboy o estallo- tiene una marca identidad propia, gracias a un guión con premio también en Cannes y a la ausencia total de planos malos en toda la película. Muy recomendada.

Lo Mejor
  • Joaquin Phoenix.
  • La escena del burdel.
Lo Peor
  • Los flashbacks, que poco aportan
Tags:

Deja un comentario