Cargando

Escribe para buscar

Déjame salir” de Jordan Peele, película terror producida por Blumhouse que podría ser una versión moderna de “Adivina quién viene a cenar”.

Déjame salir
2017 © Blumhouse Productions
Título original Get Out
Año 2017
Duración 103 min.
País Estados Unidos
Director Jordan Peele
Guión Jordan Peele
Reparto Daniel Kaluuya,
Allison Williams,
Catherine Keener,
Bradley Whitford,
Betty Gabriel,
Caleb Landry Jones,
Lyle Brocato,
Ashley LeConte Campbell,
Marcus Henderson,
LilRel Howery,
Jeronimo Spinx,
Rutherford Cravens,
Keith Stanfield
Productora Blumhouse Productions / QC Entertainment
Género Intriga, Terror, Thriller

Expectativas

Esta película de terror satírica lleva creando hype desde que se presentó en un pase secreto en Sundance. Todo el que ha podido verla habla muy bien de ella, por lo que hay que verla si o si.

Análisis

Chris (Daniel Kaluuya) y su novia Rose (Allison Williams), preparándose para ir a conocer a los padres de ella. Chris es reticente porque Rose no les ha dicho que es negro, ella argumenta que no será un problema, que su padre habría votado por Obama por tercera vez si hubiera podido. Un amigo de Chris (LilRel Howery), agente de la TSA, le aconseja que no vaya, pero Chris está enamorando de Rose y tendrá que conocerlos en algún momento.

Desde el momento en que Chris y Rose llegan a la casa de sus padres hay un palpable aire incómodo. Seguro, Dean (Bradley Whitford) y Missy (Catherine Keener) parecen bastante majos, como si quisieran impresionar a Chris. Más desconcertante si cabe es el comportamiento del jardinero Walter (Marcus Henderson) y la ama de llaves Georgina (Betty Gabriel). La presencia al acecho del extraño hermano de Rose (Caleb Landry Jones), quien parece un drugo de “La Naranja mecanica”, no ayuda. Chris sale a fumar una noche y, bueno, las cosas empiezan a volverse aún más extrañas en formas que no voy a estropear.

“Déjame salir” tiene una primera mitad algo lenta, de construcción, donde se apilan las pistas de que algo va mal, o igual son los prejuicios de Chris, no lo sabemos. Y la mayor virtud de Peele aquí es esa manera en que camina esa fina línea, jugando con la ambigüedad para crear tensión.

Déjame salir
2017 © Blumhouse Productions

Y entonces llega el último acto. Los años creando los guiones de su show le han enseñado la diferencia entre parodia y sátira. Hay muchos toques de ambas, pero esto está lejos de ser una comedia. Su película trata esencialmente de esa sensación perturbadora cuando sabes que no perteneces a ninguna parte, que eres indeseado o quizás demasiado deseado. Peele infunde la base del género de terror clásico, saber que algo anda mal tras las puertas cerradas a tu alrededor.

Esta es la primera película de Jordan Peele como director y guionista, y se le nota un gusto especial por la expresión puramente visual, encontrando maneras únicas de contar una historia que cada vez se vuelve más loca. La locura creciente deja los temas satíricos y racialmente cargados en un segundo plano, lo que resulta un poco decepcionante.

Está jugando con tantas ideas interesantes a la hora de la construcción, que desearía que la película repartiera un poco más de justicia en su resolución, aunque esa decepción se ve compensada en parte por la escena final.

Déjame salir
2017 © Blumhouse Productions

Las actuaciones son muy competentes. Caleb Landry Jones, uno de los actores más interesantes y extraños del cine, interpreta al hermano de Rose, que no puede controlar sus instintos competitivos y siempre quiere empezar una especie de pelea callejera. Allison Williams hace de Rose el misterio más grande. Ella capta las señales amenazadoras de la casa, pero nunca sabes en qué lado está jugando.

Kaluuya es el héroe de la película, dentro y fuera de la historia. Su actuación termina de redondear la propuesta, su interpretación de Chris hace que entremos en el juego de ambigüedad del director.

LilRel Howery es el amigo de la TSA que le dice a Chris que no vaya a las casas de los blancos de las afueras, lo cual es un giro irónico a la típica frase de los padres blancos diciéndole a sus hijos que no se metan en las calles de los barrios peligrosamente negros. Tenerlo ahí, fuera de la acción, ayuda a separar el humor y la sátira del puro terror que vive el protagonista.

Conclusiones

El debut como director de Jordan Peele trae una película que, al contrario de lo que se podría pensar, no toma descansos para las rutinas de comedia, manteniéndonos al borde de la silla desde la escena inicial hasta la final. Utiliza el hecho de que cada vez que un joven negro a visitar a los padres de su novia blanca, hay cierta incertidumbre de cómo va a acabar la cosa, usando esa tensión racial fácilmente identificable para hacer una muy buena película de terror.

Lo Mejor
  • Daniel Kaluuya.
  • Concepto original.
Lo Peor
  • Final poco reivindicativo.
Tags:

Deja un comentario