Cargando

Escribe para buscar

Maren Ade nos trae una comedia atípica sobre el vínculo padre-hija. Toni Erdmann es un trabajo humilde, pero con toques de absoluta genialidad.

Toni Erdmann
2016 © Komplizen Film
Título original Toni Erdmann
Año 2016
Duración 162 min.
País Alemania
Director Maren Ade
Guión Maren Ade
Reparto Peter Simonischek, Sandra Hüller, Lucy Russell, Trystan Pütter, Thomas Loibl, Hadewych Minis, Vlad Ivanov, Ingrid Bisu, John Keogh, Ingo Wimmer, Cosmin Padureanu, Anna Maria Bergold, Radu Banzaru, Alexandru Papadopol, Sava Lolov, Jürg Löw, Miriam Rizea, Michael Wittenborn
Productora Komplizen Film / Coop99 Filmproduktion / KNM
Género Comedia, Drama

Expectativas

A pesar de estar premiada con el Gran Premio FIPRESCI a la mejor película de 2016, el trailer de ‘Toni Erdmann’ no terminaba de convencernos. Entre tantas películas del Zinemaldi (Festival Internacional de Cine de San Sebastián) esta destacaba por ‘weird’. Todo tenía un tinte absurdo y nos movíamos entre obra maestra o tostón absoluto. Al final, aunque no exactamente obra maestra, ‘Toni Erdmann’ nos sorprendió gratamente. Y no sólo eso, también consiguió arrancarnos un par de grandes carcajadas. Sólamente por esto, merece la pena.

Análisis

Ines Conradi (Sandra Hüller), una empresaria ambiciosa que trabaja en Rumania para una petrolera alemana, se embarca en un viaje interior empujada por su padre, Winfried (Peter Simonischek).

Ines parece tener una vida perfecta pero, a pesar del éxito, su vida está completamente vacía. Arrastrada por la sociedad capitalista, cree que, un buen puesto, bienes materiales y relaciones superficiales, le darán la felicidad. En vista de esta situación, su padre decide actuar. Para ello, crea un personaje: Toni Erdmann. Encarnado por él mismo, esta especie de bufón, enseñará a Ines, y al público, que una vida más relajada y divertida es posible.

Toni Erdmann
2016 © Komplizen Film

Maren Ade nos presenta unos personajes profundos, con matices que consiguen conectar con el público, con contradicciones de lo más humanas y situaciones estrambóticas que dejan a los personajes emocionalmente desnudos.

El personaje de Toni Erdmann, surge como una llamada desesperada de atención de un padre a su hija. Winfried no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados mientras su hija se hunde en una espiral de acontecimientos vacíos, poco conscientes y hasta crueles con ella misma y los demás. Una persona con una arrogancia y unas exigencias que le impiden disfrutar de la vida. Incluso relajarse en un spa es algo imposible para ella.

Toni Erdmann
2016 © Komplizen Film

A través de situaciones tan incómodas que solo puedes reír o llorar, Toni consigue abrir pequeñas rendijas de luz a través de las que ver otra realidad. Ines, entonces, empieza a cuestionarse sus propios valores.

La cinta de Ade, ofrece toda clase de sensaciones, desde momentos en los que torcer el gesto hasta momentos de lo más lacrimógenos pasando por enormes carcajadas. Con esta premisa, lo que es seguro es que, tocará la fibra sensible de la mayoría de espectadores.

Conclusiones

‘Toni Erdmann’ se muestra muy humilde pero, en realidad, tiene mucho que ofrecer. Si bien es verdad que tiene tramos muy lentos, tiene momentos de ABSOLUTA GENIALIDAD, entre ellos una de las mejores escenas de los últimos años y otras igualmente inolvidables.

Lo Mejor
  • La escena de la fiesta.
  • Los actores.
Lo Peor
  • Los momentos en que la película se ralentiza.
  • Algunos toques de humor seco alemán.
Tags:

1 Comments

Deja un comentario