Cargando

Escribe para buscar

Crudo, opera prima de Julia Ducournau, combina a la perfección terror y drama adolescente, tratando con la misma maestría tanto las escenas de gore como las de explosión hormonal adolescente.

Crudo
2016 © Petit Film
Título original Grave (Raw)
Año 2016
Duración 98 min.
País Francia
Director Julia Ducournau
Guión Julia Ducournau
Reparto Garance Marillier, Ella Rumpf, Rabah Nait Oufella, Laurent Lucas, Bouli Lanners, Joana Preiss, Marion Vernoux, Denis Mpunga, Jean-Louis Sbille
Productora Petit Film / Rouge International / Frakas Productions
Género Terror

Expectativas

Hay ciertas películas que resultan aún más interesantes cuando conoces el contexto o detalles de la misma, ya sea antes o después de ver la cinta, pero Crudo es una de esas películas que merece la pena ver sin saber de qué trata. Así que, puedes parar aquí y correr al cine a verla porque es un ‘must’. Si todavía no te fías de mi criterio puedes seguir leyendo y decidir por ti misma/o si te interesa el tema que trata la película.

En mi caso, no sabía nada de Crudo, ni conocía a Julia Ducournau, su directora, y así fue perfecto.

Análisis

Crudo trata un momento crucial en la vida de todo adolescente, el paso a la universidad. Si este cambio no fuera ya lo suficientemente difícil Justine (Garance Marillier) tiene que enfrentarse a una aterradora verdad que no dejará a nadie indiferente.
Gracias al excepcional trabajo de Garance Marillier como adolescente perdida e inocente que va descubriendo lo que significa salir al mundo real y una dirección muy cuidada, Crudo consigue crear una atmósfera totalmente creíble y adaptada a nuestros tiempos, entre móviles, veganismo y esa cierta brutalidad que caracteriza a nuestra sociedad y, concretamente, a los adolescentes.

Crudo
2016 © Petit Film

Justine tiene 16 años, viene de una familia vegetariana y va a estudiar veterinaria en la misma universidad que su hermana. Esta es la premisa desde la que parte Crudo, muy similar a cualquier drama/comedia adolescente. Sin embargo, en este ya bien explotado escenario, se desarrolla una historia sorprendentemente profunda para una película de terror. Para mí, toda una oda al empoderamiento femenino a través del autoconocimiento.
Lo que empieza con novatadas y una hermana que no le sirve de apoyo, da un giro completo para redescubrir los conceptos de familia, confianza, amistad, sexualidad, instintos… En esa montaña rusa de hormonas que es la adolescencia, Justine encuentra su libertad y poder femenino, empezando a cambiar las normas por las que se regía. Una verdadera transformación con el terror/gore como telón de fondo. El viaje interior de la protagonista es, desde luego, lo más interesante de la cinta y, aún así, no escatima en detalles a la hora de llevar el terror al plano principal.

Crudo
2016 © Petit Film

La forma en la que se trata el despertar sexual en Crudo es mucho más real que en muchas de las películas en las que el tema central es el paso a la madurez. A esto quizá ayuda que el género de terror parece que está abierto a cualquier idea por retorcida que sea. Sin ningún tapujo se muestran escenas muy íntimas de la protagonista, y no me refiero a escenas de sexo, que también, sino a momentos muy personales que muestran una Justine despojada de vergüenza e inocencia.

Conclusiones

Crudo se alza como una de mis favoritas de la última edición de la “Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián” (que cariñosamente llamamos, “La Semana”) por la perfecta combinación de géneros. Una simbiosis perfecta de terror y drama adolescente como nunca antes se había visto con una dirección impecable.

Lo Mejor
  • La profundidad.
  • Garance Marillier.
Lo Peor
Articulo anterior
Articulo siguiente

Deja un comentario