Cargando

Escribe para buscar

Compratir

35 años después de que Ridley Scott presentase “Blade Runner“, adaptación de una novela Philip K. Dick, nos llega su secuela, “Blade Runner 2049” por Denis Villeneuve.

Blade Runner 2049
2017 © Warner Bros
Título original Blade Runner 2049
Año 2017
Duración 163 min.
País Estados Unidos
Director Denis Villeneuve
Guión Hampton Fancher, Michael Green (Historia: Hampton Fancher. Personajes: Philip K. Dick)
Reparto Ryan Gosling,
Harrison Ford,
Ana de Armas,
Jared Leto,
Sylvia Hoeks,
Robin Wright,
Mackenzie Davis,
Carla Juri,
Lennie James,
Dave Bautista,
Barkhad Abdi,
David Dastmalchian,
Hiam Abbass,
Edward James Olmos,
Loren Peta,
Vilma Szécsi,
Elarica Johnson,
István Göz
Productora Warner Bros / Scott Free Productions / Thunderbird Films / Alcon Entertainment / 16:14 Entertainment / Torridon Films
Género Ciencia ficción

Expectativas

La idea de hacer una secuela del icónico “Blade Runner” de Ridley Scott ha sido durante mucho tiempo sólo la última mala idea. Y, sin embargo, aquí estamos, 35 años después de que se lanzara el clásico original, y esta secuela, “Blade Runner 2049”, ha resultado ser buena idea después de todo.

Gran parte de lo que sucede en la película del director Denis Villeneuve se ha mantenido fuera de la promoción, y habiendo visto la película intacta, parece una pena arruinar cualquier detalle, sabiendo la mayoría de lo que está a punto de suceder. Entrar en esta película sin conocer nada, es la mejor manera de acercarnos a ella, y afortunadamente, yo he podido hacerlo sin problema.

Análisis

Han pasado tres décadas desde la acción de la primera película, pero el Blade Runner sigue siendo una profesión, personificada aquí el agente conocido como K (Ryan Gosling). Su deber es rastrear a viejos replicantes que se han escondido, viviendo tiempo después de su vida útil originalmente programada. En la apertura de la película, el oficial K localiza a un replicante que está tratando de llevar una vida pacífica como granjero. Lo que encuentra le lleva a iniciar la búsqueda de Rick Deckard (Harrison Ford) y así comenzará lo que es esencialmente una historia de detectives, incitando a K a resolver un misterio sobre su propio pasado, la historia de los replicantes y lo que significa ser un ser humano.

Hubiera sido increíblemente fácil desaprovechar la franquicia de “Blade Runner“, continuar de manera directa la historia de Deckard y Rachel desde donde los dejamos en la primera película o hacer un reboot como con tantas otras obras, pero no es el caso.

Mientras que el concepto básico de la película original se mantiene, el mundo de Blade Runner ha evolucionado y cambiado de manera significativa desde que lo visitamos por primera vez. La violencia desatada por los Replicantes en la Tierra no significó el fin de su clase; no, los Replicantes y los humanos a su alrededor se han adaptado en los años posteriores.

Blade Runner 2049
2017 © Warner Bros

El resultado es una línea aún más difusa entre humanos y Replicantes, y los efectos de ese desenfoque tienen un gran peso para los personajes y para nosotros los espectadores.

En ese sentido, “2049” responde a una de sus propias preguntas acerca de lo que significa ser humano: tener un pensamiento libre, y apreciar el arte tan claramente diseñado para ser disfrutado.

Villeneuve junto con sus guionistas Hampton Fancher, que ya participo en la película original, y Michael Green, han realizado una película que parece casi imposible de realizar en estos días: una extravagancia de más de 100 millones de dólares, más una película de arte que un espectáculo de acción de palomitero.

Blade Runner 2049
2017 © Warner Bros

A partir del minuto en que las imágenes de “2049” te empiezan a llegar, queda claro que Denis Villeneuve y Roger Deakins han creado una película con un lenguaje visual fuerte y seguro de sí mismo. La película es innegablemente preciosa, el tipo de trabajo que se podía apreciar con el volumen completamente bajado. Deakins y Villeneuve no sólo son grandes en la ambientación futurista, sino que han hecho una película cuyas imágenes más llamativas se relacionan a menudo con la naturaleza. Cuando recuerdo “2049“, pienso en olas rompiendo, en nieve, en el desierto, y por supuesto, la lluvia cayendo, una imagen icónica de la primera película.

Es una de las películas más sorprendentemente bien rodadas que he visto, y no sólo de este año, sino de los últimos tiempos. La duración de casi tres horas de película puede parecer abrumadora de primeras, pero a mí me gustaría volver a verla y disfrutar de sus planos sin intentar seguir la trama.

El diseño de sonido es casi tan notable como el visual, incluyendo briznas de la banda sonora de Vangelis mientras vemos un cartel neón de Atari para representar la película de 1982, la visión de un gigante cartel holográfico viviente, acompañado de la nueva música de Benjamin Wallfisch y Hans Zimmer para marcar la transición y poner al Agente K en el centro de este nuevo mundo de Blade Runner. Pero no te preocupes, no es un espectáculo visual hueco.

Blade Runner 2049
2017 © Warner Bros

La elección de Ryan Gosling, que realiza una de las mejores actuaciones de su carrera, para protagonizar esta historia es perfecta. La permanente fachada de invulnerabilidad, dejando entrever, cuando es necesario, el miedo y la confusión que vive K.

El resto del reparto también está muy bien. Sin reventar mucho la historia, Ana de Armas como compañera sentimental de K, y Harrison Ford como Deckard, están a la altura de Gosling como poco. Los antagonistas son Sylvia Hoeks como Luv, imagen y brazo armado de la nueva Tyrell Corporation, la malvada corporacion Wallace. El jefe de dicha corporación es Jared Leto, responsable de la interpretación menos inspirada, En cambio Hoeks demuestra ser una amenaza tan grande como el Roy Batty de Rutger Hauer.

Mención especial a dos pequeños pero importantes papeles. Dave Bautista, demostrando que tiene talento para algo más que dar tollinas de mentira, aportando a su personaje una sobriedad sorprendente. Y Mackenzie Davis, que comparte una escena memorable con de Armas y Gosling que es al mismo tiempo triste y entrañable, logrando colar un comentario sobre la irrealidad de las relaciones sociales de hoy en día, al más puro estilo “Black Mirror”.

Conclusiones

Tal vez uno de los mayores temores que teníamos los fans sobre la secuela de Blade Runner era que simplemente se dedicara a intentar replicar (badum tss) el innovador e influyente estilo visual que Ridley Scott estableció en los 80. Es un gran alivio ver que Villeneuve y su equipo son conscientes de lo que significaba la película original y muestran un enorme respeto por ella.

El y su equipo son notablemente ambiciosos, utilizando los temas heredados para continuar la conversación en lugar de simplemente repetirla para quitarle el dinero a los fans nostálgicos. Con esa intención, han hecho una película profunda, rica e inteligente que es visualmente impresionante y llena de grandes conceptos de ciencia ficción, y que demuestra que bien vale la pena esperar 35 años. Es esa clase de película que tiene el poder de convertirse en un clásico instantáneo, y para mí lo mejor de este año.

Lo Mejor
Lo Peor
Tags
Articulo anterior

Deja un comentario